Hoy hablaremos de las formas de pago y contratación de las campañas en la Red, algo que no es directamente SEO , pero conviene saber, o al menos tener unas nociones básicas.

Captura

CPM y CPL

Coste por Acción (CPM): Es la modalidad de pago que se ajusta más a las necesidades de la empresa anunciantes, ya que se basa en los resultados obtenidos. Para ser más específicos, aquellas empresas que contratan esta modalidad pagan cada vez que se realiza algún tipo de acción en la misma, ya sea una compra, una petición de información, o un registro. En este tipo de campañas es muy importante que tanto el anuncio como el producto sean atractivos y bien definidos, para que tenga una gran aceptación para el navegante y termine haciendo alguna acción concreta. Efectivamente a las plataformas y páginas webs, esta modalidad no suele agradar mucho, ya que ellos harán el esfuerzo de enviar tráfico a la web a través de banners, emails y posts, y solo recibirán pagos si y únicamente la acción acordada se lleva a cabo. Algunos ejemplos de CPA podría ser porcentajes de la venta realizada en la tienda o una cantidad fija por cada persona que descargue un catálogo. De más está decir, que un anunciante debe planificar muy bien este tipo de campaña para evitar comisiones y acciones falsas.

Coste por Lead (CPL): Es una modalidad del CPA en la cual el anunciante paga por cada registro o lead que realicen los usuarios ya sea a través de un formulario para pedir información, registrarse en sitios específicos (ej. Concursos) o subscribirse a un boletín. Está modalidad suele ser muy útil para aquellas empresas que estén buscando una gran fidelización de sus clientes. El coste de estas campañas suelen variar dependiendo de varios factores, número de preguntas que haya en el formulario, de si se ofrece algún concurso, puntos de fuga y de la propia web. De más está decir, que un anunciante debe planificar muy bien este tipo de campaña para evitar comisiones y acciones falsas.

CPM y CPC

images

Coste por Clic (CPC): La modalidad de CPC consiste en que el anunciante debe pagar cada vez que alguna persona que está navegando haga clic en el anuncio de texto en motores de búsqueda o bien en banners. Esta modalidad es una de las más conocidas y de las más contratadas por las empresas. Su ventaja más latente es que al pagar por cada click, el anunciante se asegura que el tráfico en la web aumenta. Otra ventaja es que cada anunciante paga lo que está dispuesto o puede pagar, ya que estas plataformas publicitarias funcionan con un sistema de pujas. Alguno de los inconvenientes de este modelo es lo que se conoce como el “click fraude”, el cual es un mecanismo que algunos competidores podrían emplear para intentar disminuir la rentabilidad de la campaña, y a pesar de que la mayoría de las plataformas tienen sistemas para medir y controlar esto, el anunciante está en las manos de la plataforma y debe creer lo que la plataforma diga, esto incluye que si la plataforma dice que fueron 100clicks o dice que fueron 80, el anunciante está bastante limitado para verificar si es o no cierto.

Coste por Mil Impresiones (CPM): Este es la forma de pago más tradicional de todas ya que es el método que se utiliza en la publicidad tradicional. El anunciante paga al administrador de la web una cantidad fija por cada mil veces que su anuncio ha sido visto en pantalla, sin necesidad de que el navegante haya hecho clic en el anuncio. Este tipo de campañas son muy útiles para aumentar el conocimiento de la marca (branding). Este modelo se ajusta bastante a las necesidades de la plataforma ya que el webmaster ofrece su espacio en la web el cual será visto por sus lectores, mientras que la calidad de la campaña dependerá en la capacidad de atracción de aquel que se anuncie. Por otro lado, esta forma de pago no suele ser utilizada por los anunciantes si la campaña tiene como objetivo algún tipo de conversión, ya sea registro o ventas.

Es importante tener claro las modalidades de pago que existen: elegir una u otra marca la diferencia entre generar rentabilidad o no. Estas estrategias, combinadas con las recomendaciones SEO que damos normalmente, pueden hacer que tu tráfico y ventas aumenten considerablemente.

Javier Primo

Personalización del error 404

Error 404, ¡que no cunda el pánico!

Un error 404 o página no encontrada se produce cuando una url no ha podido ser rastreada por el robot de búsqueda, ya sea porque nunca existió, porque se ha tecleado mal la dirección de la página o porque ha dejado de existir. Los servidores mandan entonces un código de estado HTTP 404 para decir que la página no se ha encontrado.

La página 404 estándar puede variar en función del proveedor, pero por lo general no suele proporcionar información útil y los internautas abandonan inmediatamente la página.

 

404 2

ejemplo creativo de un error 404 personalizado con mucho ingenio

Dado que los mensajes estándar no aportan más que la información de que la url es inaccesible, es bueno crear una página 404 propia. Yo personalmente recomiendo un enlace a la sección de contacto o a la de ayuda, porque así daremos soporte y al mismo tiempo seremos informados de este error si es que no lo habíamos detectado antes.

Esto permite a los usuarios encontrar la información que necesitan y reduce la probabilidad de que abandonen su sitio para buscar en otras ubicaciones.

 

Los service Workers, ¿el futuro?

 

El Service Workers de Google es un proxy web que permite implementar la posibilidad de definir qué pasa antes de entrar en una red o al salir de ella. Gracias a los Service Workers los navegadores tendrán la posibilidad de almacenar documentos y ofrecer recursos y funcionalidades.

Alex Russel dijo “queremos cargar algo en lugar de nada”, de lo que se entiende que el navegador mostraría en este caso información cacheada. Según Google, esta nueva funcionalidad se quiere comenzar a desarrollar con pruebas del estándar Service Workers en Google Chrome hacia finales de 2014, y después se irá extendiendo a distintos navegadores, tanto viejos como nuevos.

404