Javier Primo

Optimización SEO para Google Scholar (II)

Cómo optimizar tus publicaciones para Google Scholar

1. Buscar tus propias keywords

La búsqueda de palabras clave es una parte fundamental del SEO académico. Google Scholar favorece los buenos artículos, pero si no usas las palabras correctas estás perdiendo oportunidades de ser leído.

Algunas de las herramientas más útiles para encontrar palabras clave son las propias sugerencias de Google, las tendencias de búsqueda o Google trends o SEMrush.

Aunque sepas de antemano las palabras clave que usarás, un breve estudio siempre puede aportarte nuevas e interesantes ideas. Por ejemplo, términos que habías pasado por alto, o bien otros menos populares por los que sería más fácil competir en los rankings.

2. Redactar para ser encontrado

Ya hemos visto que el buscador se basa en ciertos elementos para categorizar y dotar de pertinencia a los documentos académicos. Por esa razón, el modo en que se escribe un artículo influye finalmente en su visibilidad.

Usa palabras clave de forma natural en el resumen y en el cuerpo, pero sobre todo en el título. Usa sinónimos y términos relacionados en el abstract, en el cuerpo y en la sección de keywords del artículo.

Debes prestar atención a la forma en que se escriben los nombres de los autores, poniendo especial cuidado en los nombres que llevan caracteres especiales, como las tildes o las eñes.
3. Optimizar el documento final

En lo que se refiere la preparación del documento para publicación, también hay aspectos a tener en cuenta:

Inclusión de citas – Sobra decirlo, pero no olvides citar cualquier artículo relacionado con tu investigación. Si citas a otros es probable que otros te citen a ti también, y el número de citas tiene una enorme influencia en los rankings. Por supuesto, también deberías citar tus propios artículos cuando sea oportuno, pero nunca lo hagas artificialmente. Las ruedas de citas y los intercambios dirigidos a mejorar los rankings van en contra de las directrices del buscador, además de ser poco éticos.
Uso de imágenes – Lo ideal sería usar vectores en lugar de imágenes de formato PNG, JPEG, BMP, GIF y TIFF. Los vectores son rastreables y ofrecen mejor calidad a cualquier resolución de pantalla, pero normalmente tendrás que ceñirte al formato solicitado por la revista.
Preparación del PDF – Rellena todos los meta datos del PDF, incluyendo el título, la descripción, palabras clave y el resto de campos. El buscador puede emplearlos para identificar el artículo o bien para mostrar información en los resultados de búsqueda. Tampoco olvides dar un nombre amigable al archivo.

4. Publica en revistas indexadas

La reputación de la revista y su idoneidad deberían ser los criterios más importantes a la hora de seleccionar un medio en el que publicar. Sin embargo, el hecho de que Google Scholar sólo trabaja con editores de confianza, convierte la indexabilidad de la revista en un criterio más a tener en cuenta.

Al publicar en medios que colaboran con Google y otros buscadores académicos vas a tener más posibilidades de ser leído y de que te citen. Aunque si la revista no publica online, lo ideal sería seleccionar una que al menos te permita subir el artículo a tu sitio web o al de tu universidad. Inevitablemente habrá ocasiones en las que no puedas permitirte elegir.

5. Ofrece una versión completa

Los artículos de acceso libre suelen recibir más citas que aquellos a los que sólo se puede acceder mediante compra o suscripción. Por esa razón, deberías contemplar la posibilidad de ofrecer siempre una versión completa en tu web.

Muchas revistas permiten a sus autores publicar y distribuir la versión de preimpresión. Así que, si es el caso, incluye enlaces a ambas versiones de pago y preprint. Haciendo esto garantizas el acceso a aquellos que no están dispuestos a pagar por el artículo final.

Aquí tienes las directrices de inclusión del buscador, que deberás seguir al subir artículos a tu web.

6. Mide los resultados

Además de crear una cuenta en Google Analytics para controlar las sesiones y el comportamiento de los visitantes en tu sitio, también es recomendable crear un perfil en Google Scholar. Éste te permite verificar la indexación de tus artículos en el buscador, así como realizar el seguimiento de nuevas citas.

Conclusión

Mediante estos pasos lograrás dotar a tu trabajo de una mayor visibilidad en Google Scholar. Tan sólo tienes que incorporarlos a tu rutina habitual para asegurarte de que todas tus publicaciones gozan del mayor beneficio en la búsqueda.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que los mejores artículos tienden a acumular más citas. Así que no importa lo mucho que optimices tus publicaciones, aunque el SEO académico ayuda, sólo los trabajos que lo merecen acaban por conquistar los primeros puestos.

http://deteresa.com/seo-google-scholar/#ixzz3QE6LvAJL

Be Sociable, Share!
Facebook Twitter Email

Javier Primo

Empiezo a trabajar en marketing online en la web de búsqueda de pareja edarling.es, donde me encargaba de redactar artículos optimizados para la página, analizar el tráfico de la web, buscar webs de calidad con las que llegar a acuerdos y gestionar la política de enlaces. También era encargado del linkbuilding, de buscar y analizar la estrategia de los competidores, de la negociación con webmasters y la gestión de las redes sociales (google +, facebook y twitter), además de escribir y optimizar artículos dentro de la web. Actualmente trabajo como SEO Global Manager para NH Hoteles, gestionando ocho dominios diferentes.

This entry was posted in General. Bookmark the permalink.