Javier Primo

On Page: indexación, reputación y redacción

Así como hace unos días hablaba del Off Page y Linkbuilding, ahora toca hablar de su hermano mellizo: el SEO on-site. El onpage u on-site es la parte del marketing de posicionamiento orgánico (no pagado) que se halla dentro de nuestra web y que va destinada a optimizarla.

Cada vez que editamos o creamos contenido dentro de un site, ya sea un título, un artículo o una nueva sección, estaríamos participando entonces del onpage, por lo que conviene saber trucos para hacer más visible nuestra página.

En el SEO On Page intervienen tres factores clave:

1 – Indexación

¿Qué almacena Google sobre mi web en su índice y cómo ayudo yo a que lo haga bien? La indexación es básica para que nuestra web sea localizada por buscadores, identificada su contenido y clasificada correctamente.

Google archiva en su base de datos las páginas que se encuentran en Internet y recorre la Red en búsqueda de los contenidos alojados en cualquier servidor público.

Hay dos formas para conseguir que Google se entere de que tu página web existe en la Red: dando de alta la web en Google a través de la herramienta Webmaster de Google o colocando un enlace a tu sitio desde otra web que ya esté indexada (más rápida).

 

2 – Reputación

Una tarea difícil del posicionamiento orgánico es lograr una correcta diferenciación de nuestra página con la del de nuestros competidores, con los que compartimos palabras clave. La autoridad de un sitio web, entendida por Google, es su calidad o reputación para el buscador, su importancia frente al resto. Si tenemos una autoridad alta, Google será más permisivo ante técnicas SEO “moralmente problemáticas”.

En muchos casos, el contenido es casi el mismo, pero su ranking en google, no. El buscador interpreta que la calidad de los enlaces entrantes a una web es un buen criterio de medición de su calidad. Así, a mayor calidad de backlinks, más autoridad y mejor posición para una keyword. Es muy frecuente, entonces, encontrar sitios con gran cantidad de links desde otras páginas web que, sin embargo, están mal posicionadas.

 

3 – Redacción

Es bueno pararse a ver de qué habla cada una de mis páginas y después ver cómo puedo jugar a mi favor en la redacción de los textos incluidos en las mismas. Los motores de búsqueda tratan las palabras claves desde dos aspectos:

El sintáctico-morfológico. Son las reglas gramaticales. El análisis morfológico reduce las palabras a su raíz (lexema) y el sintáctico establece la relación entre las propias palabras de la palabra clave de consulta.

La keyword “Posicionamiento buscadores”, por ejemplo, la podríamos separar en dos lexemas (posición y bus), y, jugando con ellos, conseguir variaciones (posicionamiento buscadores, posicionamiento búsquedas, posicionar buscadores, posicionar búsquedas…)

El semántico. Es la comprensión de las palabras en las consultas de búsqueda. Aprenden a interpretar consultas utilizando información de sus bases de datos.

En base a esas palabras derivadas de lexemas, y a través de sus bases de datos, Google asocia por ejemplo que la palabra “comer” está relacionada con restaurante, alimentos…

 

Indexación + Prestigio + Redacción clara

= Mejor Posicionamiento

Be Sociable, Share!
Facebook Twitter Email

Javier Primo

Empiezo a trabajar en marketing online en la web de búsqueda de pareja edarling.es, donde me encargaba de redactar artículos optimizados para la página, analizar el tráfico de la web, buscar webs de calidad con las que llegar a acuerdos y gestionar la política de enlaces. También era encargado del linkbuilding, de buscar y analizar la estrategia de los competidores, de la negociación con webmasters y la gestión de las redes sociales (google +, facebook y twitter), además de escribir y optimizar artículos dentro de la web. Actualmente trabajo como SEO Global Manager para NH Hoteles, gestionando ocho dominios diferentes.